La empresa D.R.C. nacida en el año 1992, se propone como una realidad siempre más calificada y dirigida al desarrollo de soluciones técnicamente de vanguardia.
La continua investigación de productos siempre más livianos, pero al mismo tiempo rendidores y resistentes, mediante el uso de metales con elevadas características estructurales, nos permite ofrecer al mercado italiano y extranjero productos de elevada calidad.
Todos los modelos que diseñamos respetan las normativas estándar internacionales, utilizando un programa CAD 3D que nos permite verificar las problemáticas constructivas (esfuerzos axiales, radiales, rodaduras, aerodinámica y diseño).
La introducción del control de desgaste sobre todos los modelos y el uso del láser para la identificación del producto permite que nuestra empresa fabrique un producto apto para todos los mercados y en conformidad con las directivas de cada país.

Fabricamos
perforaciones estándar: 12-14-16-18-20-24-28-32-36-40-48;
perforaciones especiales: 24 agujeros 16/8 – 36 agujeros 9×4 – 32 agujeros 8×4 – 21 agujeros 14/7;
perforación de llantas de carbono con alturas hasta los 85 mm;
perforación con inclinación axial hasta 5° transversales y longitudinales;
marcado personalizado de lugares y/o inscripciones con el uso de una fuente del laser de YAG.
Todas las perforaciones se efectúan con puntas de metal duro integral revestidas para una neta remoción del metal.

LLANTAS DE ELEVADO RENDIMIENTO
Nuestra empresa fabrica llantas con un elevado estándar cualitativo, pero al ser un componente de la bicicleta que se somete a enormes tensiones debido al tipo de montaje, al peso del ciclista, a los recorridos por carreteras o sin asfalto, a la presión y al tipo de neumáticos, es evidente que su mantenimiento debe ser muy cuidadoso y meticuloso. Ante todo, recomendamos elegir siempre un modelo adecuado para la práctica deportiva y el peso del usuario; estamos seguros que nuestra gama logra satisfacer cualquier tipo de necesidad. En lo concerniente al mantenimiento, les indicamos algunas reglas que son tanto esenciales como importantes:

  • respetar siempre las tablas de presión del constructor de los neumáticos (aconsejamos reducir ligeramente la presión del neumático después de cada uso);
  • limpiar regularmente las llantas con agua y jabón, evitando solventes y soluciones agresivas;
  • eliminar. de existir, las piedras de las pastillas de freno y si estuviesen gastadas, reemplazarlas rápidamente;
  • respetar las tensiones de los radios. Le recordamos que una tensión excesiva impone a la llanta un elevado estrés;
  • controlar periódicamente el indicador de desgaste en la zona de freno de la llanta, en el caso en que la raya no fuera más visible es indispensable sustituirla, ya que esto indica que los espesores se han reducido por debajo del límite de seguridad;
  • verificar regularmente el estado general de las llantas, al menos en cada inicio de temporada, especialmente en la zona de tracción del radio, sometida a mayores tensiones;
  • montar siempre una aleta adecuada a la anchura del canal interno para que la cubierta se adhiera a la llanta sin impedimentos.

El respeto de estas recomendaciones asegura una vita más duradera para la llanta y la certeza de un placentero uso.